Artículos

“Yo quería sexo, pero no así”

Lo que iba a ser un encuentro deseado, se convierte en una agresión sexual. Esa situación es más frecuente que el estereotipo de violación por parte de un desconocido en la calle, pero para las mujeres es más difícil de identificar como un delito contra su libertad sexual. La culpa, la vergüenza de exponer su sexualidad y el miedo a que no las crean hace que pocas denuncien e incluso lo cuenten.

Puedes leer el artículo completo aquí.


“El español y sus mil maneras de Follar”

Si somos estrictamente rigurosos: no es tan fácil. Hay rachas, claro, hay rachas. Tampoco es que no besemos nunca el santo. Pero que ni solteros ni solteras, ni casados ni casadas me vengan a jurar que se pasan el día dale que te pego. ¡A la hoguera con ellos si es así! Por envidia insana, y porque no es cierto.

Puedes leer el artículo completo aquí.


“La Iglesia y el mundo femenino”

 A partir de San Pablo, la Iglesia no sabrá conciliar el mensaje evangélico de igualdad con el antifeminismo heredado de las estructuras patriarcales de las culturas judía y grecorromana. Con esta contradicción que se desarrolla desde los primeros tiempos de institucionalización del cristianismo, y secularmente alineada en el sistema de ideas de las clases dominantes, la institución eclesiástica defenderá, durante toda la Edad Moderna, un modelo social jerarquizado de tipo estamental y rígidamente patriarcal, aunque mantenga como principio teórico una concepción igualitaria de todos los hombres.

Puedes leer el artículo completo aquí.


“Cuando Harry se dio cuenta de que Sally fingía los orgasmos”

Si hay que hablar de orgasmos fingidos, y hay que hablar de orgasmos fingidos, debemos recordar la escena de Meg Ryan en Cuando Harry encontró a Sally: Billy Crystal está convencido de que las mujeres, al menos con él, no han fingido ningún orgasmo. Meg Ryan le dice que, como el resto de hombres, cree que nunca le ha pasado. Él está convencido de que notaría la diferencia. Entonces llega uno de los momentos más emblemáticos del cine, uno de los orgasmos más recordados de la historia. Ryan deja de comer y, en medio del bar, empieza a simular un orgasmo.

Puedes leer el artículo completo aquí.


 “En esto consiste la crianza con una visión positiva sobre el sexo”

Volvió a ocurrir. Estaba sentada en la mesa con mis hijas y me di cuenta de que la niña se estaba hurgando debajo de la falda.

“No jugamos con la vulva en la mesa. Ve a lavarte las manos y termina de cenar”, la regañé. Ella asintió, corrió a lavarse las manos y acabó con su cena.

Puedes leer el artículo completo aquí.


“Para ser cíclica se necesita una comunidad”

Comunidad. Tribu. 

Son palabras que se leen en todas partes. Para criar a unx niñx se necesita toda una tribu. Pues sí. Y digo yo: para ser cíclica, sin remordimientos ni angustias, se necesita comunidad y sororidad. Porque conciliar el ciclo menstrual con el día a día es una labor titánica que necesita de la complicidad de las demás menstruantes. Cuando yo escribo sobre el descanso, sobre cómo nuestro cerebro va bajando revoluciones y cambiando sus habilidades de locuacidad por las de intuición y claridad sensorial, puede ser realmente frustrante saber que una no va a poder darse espacio ni tiempo para parar o para cambiar su rutina de “tó p’alante” porque en su lugar de trabajo/ estudio (las labores de cuidado y hogar son también un trabajo) nadie le va a comprender y mucho menos respaldar.

Puedes leer el artículo completo aquí.


“El ingrediente necesario para provocar el orgasmo femenino”

Los datos son devastadores. Si, como puso de manifiesto un metaestudio publicado en el libro de Elisabeth Lloyd The Case of the Female Orgasm (Harvard University Press) que recogía datos de los últimos 80 años, sólo el 25% de las mujeres suelen tener un orgasmo vaginal durante el coito, tenemos un problema. Y, mientras que el hombre suele alcanzar el clímax con una mayor facilidad, 5% del sexo femenino manifiesta que jamás llega al orgasmo. Quizá, como sugiere una nueva investigación, ello se deba a la visión mecánica y puramente física del sexo heterosexual, que olvida aquello que resulta decisivo en la satisfacción sexual de la mujer.

Puedes leer el artículo completo aquí.


“¿Les gusta a las mujeres el porno? Sí, y estas son sus preferencias”

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Cada vez que se intenta analizar la relación del sexo femenino con la pornografía surge la misma pregunta: ¿no consumen esta clase de productos eróticos porque no les gustan tal y como están diseñados o, por el contrario, están pensados para un público exclusivamente masculino porque a las mujeres, simple y llanamente, no les excita el porno?

Puedes leer el artículo completo aquí.


“Diferencias entre el porno y el mundo real”

Todos atesoramos en nuestra trayectoria vital algún que otro momento ‘porno’. Días raros en los que, caprichos de los dioses, acabas haciéndolo en un portal con alguien que simplemente te ha preguntado la hora; te subes a un taxi y el conductor te propone pagar la carrera en especies o llamas al fontanero y éste te tira los tejos de manera descarada. Momentos raros en los que en primera instancia piensas ser víctima de una cámara ocultay que, según las ganas de lerele que tengas, te pones el mundo por montera, que salga el sol por Antequera o que sea lo que Dios quiera. Todo rima, como en una canción de Mecano. Luego lo cuentas a tus amigos y nadie se cree que tú hayas protagonizado esa anécdota, pero bueno. Cuando la realidad imita al porno es lo mínimo que te puede pasar.

Puedes leer el artículo completo aquí.


“Estate tranquilita que ya bastante has hecho”

Estigma, culpa y miedo a las relaciones sexuales. Ese es el poso que ha dejado en mujeres frases como “para prevenir el Virus del Papiloma Humano busca una pareja y sé fiel”. Expertas coinciden en que la alarma generada entorno al VPH es excesiva, que responde a intereses económicos y se está usando para minar la libertad sexual de las mujeres. Llaman a dar una información tranquilizadora y sin juzgar a las pacientes.

Puedes leer el artículo completo aquí

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s