Sexo y Amistad

5354d0f2a81af579a29ecf6541a6cf61

Nos ha encantado este artículo de Juan Abreu para Jotdown en el que habla del sexo y la amistad. Lo compartimos con todas vosotras y esperamos vuestras aportaciones que, seguro, serán interesantísimas 🙂 ¿Alguna vez habéis tenido sexo con un amigo? ¿Qué ha pasado después? Si no lo habéis hecho, ¿Por qué? ¿Qué os ha detenido? ¡Vamos allá!

Pocos días después de publicar Sexo inesperado, recibí el mensaje de una lectora (Isabel Primiki) que consideraba que lo más importante de lo acontecido en el St. Rémy era la presencia del marido de La Giganta. Es decir que todo hubiera sucedido tan naturalmente con su aprobación y complicidad. Sugería además la sagaz Primiki que podría ser valioso abundar en ese detalle.

El asunto se hizo más relevante en mi cerebro porque por esos días estaba leyendo el extraordinario libro deSusan Blackmore, La máquina de los memes. En la obra se plantea una brillante (y atrevida) teoría sobre la importancia de la memética en la evolución humana. El libro se ocupa del papel de los memes en la conformación de nuestro ser social. Según la autora la amistad podría considerarse un producto de las necesidades y de la estrategia memética.

Ya sabemos que la exclusividad sexual tiene una razón biológica. Mientras más exclusividad menos posibilidad de que otro macho utilice a «nuestra» hembra para diseminar sus genes. También sabemos (quiero decir que está demostrado científicamente) que la conducta sexual masculina, en gran medida, obedece a improntas evolutivas de diseminación oportunista de nuestros genes porque los espermatozoides resultan baratos, reproductivamente hablando, mientras que los óvulos femeninos son mucho más escasos y por lo tanto más caros.

43d3c23348d5c5f7dd6470495182d8e5

Pero bien, el caso es que el mensaje de esta lectora hizo que pusiera atención al hecho de que ninguno de los comentaristas del seso en cuestión mencionaba la amistad, y la importancia de la amistad y el papel de la amistad en un acontecimiento como el acontecido en el St. Rémy. Se trataba de algo sorprendente. Porque sin lugar a dudas lo más sustancial que sucedía debajo y encima de la mesa del restaurante era la amistosa complicidad de los tres protagonistas.

Y en este punto, es necesario decir que yo creo que la amistad alcanza sus mayores posibilidades de desarrollodespués de follar con el aspirante a amigo o amiga. El asunto sexual, que siempre (o casi siempre) está presente en las relaciones humanas, ya superado, se aposenta y relativiza (mientras más primitivos los humanos, más importancia moral suelen otorgar al sexo), lo que permite a la amistad florecer en un terreno más fructífero. Lo sexual puede prosperar o no, a posteriori, pero deja de existir como presencia irrealizada y por lo tanto perturbadora. Mi experiencia vital me hace pensar que esto es cierto.

El amor no tiene nada que ver con la posesión, es un asunto químico que va más allá del sexo. Los llamados celos y la exclusividad sexual son estrategias arcaicas de mamífero que está condicionado por la evolución para la propagación de sus genes por encima de los genes de otros machos. Es una competencia feroz que en ocasiones tiene consecuencias fatales, pero gracias a la civilización una competencia (y una percepción de las relaciones de pareja) cada vez más anticuada.

Dicho de otra manera, los celos y la exclusividad sexual son un atraso.

La civilización ¡por suerte! ha cambiado y sigue cambiando nuestra conducta sexual y haciendo más difícil la propagación de los tabúes establecidos por las necesidades genéticas. El tabú de la masturbación, por poner un ejemplo.

«Son muchas las generaciones de jóvenes que han crecido creyendo que jugar con su propio cuerpo les haría perder la vista, tener verrugas o pelos en la palma de las manos. Considerando que los jóvenes tienen un fuerte impulso sexual, es probable que disuadirles de las prácticas masturbatorias redunde en un incremento del deseo de practicar el sexo vaginal, con lo que se aumentará el número de la descendencia a la cual trasmitir aquel tabú» (Blackmore).

29914921083f8b52ed450ea927b68e1b

De todo lo anterior concluyo que los machos humanos menos posesivos y exclusivistas sexualmente son más felices (en lo que a su ser sexual concierne) porque son menos primitivos. Simplemente. Amén de ser superiores, evolutivamente hablando. El marido de La Giganta, un hombre excepcional, se divirtió como nos divertimos La Giganta y un servidor (nunca mejor dicho) con lo sucedido. Y no solo escuchaba yo desde debajo de la mesa las risitas de la esposa sino además las del marido, lo que hacía todo más perfecto.

Estamos hablando aquí de una pareja sólida que comparte la vida desde hace muchos años y ha formado una linda y sana familia. Estamos hablando de amor verdadero. ¿No es amor disfrutar con el disfrute del ser amado? ¿No es amor participar y propiciar la libertad del ser amado? ¿No es amor alegrarse cuando el ser amado es feliz y pleno gracias a ese amor compartido y no tiene que recurrir al engaño ni a la hipocresía en el ámbito de ese amor de pareja?

A mí las respuestas a estas preguntas me parecen obvias. Por supuesto que es amor en todos los casos. Y no dudaría en afirmar que amor del mejor, del más pleno.

La amistad, por supuesto, es una creación de la empatía que nos ha liberado del monito del que venimos (a unos más que a otros, es cierto), y es uno de los rasgos más nobles y sublimes de la civilización. Es decir, de la fuerza que ha perfeccionado la especie y que la sigue perfeccionando.

Aquella noche en el St. Rémy lo más destacable que sucedió fue el rango alcanzado por la amistad compartida. No sé en qué medida hayan sido conscientes los lectores de esto. Espero que en una medida mucho mayor de lo que reflejaban los comentarios al artículo. Quién se lo chupó a quién es muy festivo y gustoso, placentero y divertido, absolutamente, pero lo verdaderamente trascendente aquella noche de tan grato recuerdo fue el nivel de amistad que disfrutamos.

Un nivel de amistad no exento de supremacía moral, según mi manera de verlo.

Anuncios

Una respuesta a “Sexo y Amistad

  1. Reblogueó esto en InteliSexy comentado:
    Nunca dejan de ser interesantes notas, estudios y artículos relacionados a una de las fuerzas naturales e inherente al ser humano: sexo y sexualidad.

    Es indudable que la visión al respecto se ha ido modificando a través de los siglos desde las diferentes ópticas como son el arte, la ciencia, la política, el poder, la sexualidad, etc., para fortuna de la especie humana, eso sí, con sus “a segúnes”.

    Ahora con el tema, Sexo y Amistad.

    Mi propia visión al respecto, ha sido producto de mi reflexión temprana, aún sin tener los medios con que actualmente tenemos acceso al conocimiento tan basto en este campo, y por azares del destino, llegué a similares conclusiones que se nos muestra en este artículo y que tan gentilmente nos comparte “elsexofemenino” a través de su blog, aunque de manera más austera y sin toda la evolución de ideas con que gozamos actualmente. Siempre causa cierto regocijo saber que uno no está tan errado en sus ideas.

    Sin embargo, siempre habrá gente que no estará de acuerdo, principalmente en sociedades en que aún imperan modelos “machistas”, donde estos temas aún son tabú, o que los toman con cierto grado de hipocresía. Peor para ellos cuando bien pueden estar en desacuerdo con estos conceptos desde la reflexión racional e inteligente y no desde prejuicios morales o pseudoreligiosos.

    Eso sí, habrá que aprovechar todos los avances de la ciencia y tecnología, a propósito de asuntos de enfermedades venéreas, embarazos no deseados y todo lo relacionado a la salud para poder gozar y disfrutar de una limpia y sana sexualidad.

    Aquí les dejo pues, esta lectura.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s