Diferencias entre el porno y el sexo real

3476081bf26f3ea86783f56a9f9ba963

Leyendo un artículo en www.elconfidencial.com sobre las principales diferencias entre las actrices porno y el resto de mujeres (podéis leerlo entero aquí) se nos ocurrió reflexionar un poco sobre este tema.

Sabemos que el porno forma parte de nuestras vidas, y, de hecho, hay estudios que demuestran que en el ranking mundial, España está en el podio en el consumo de contenidos para adultos sólo siendo superada por Alemania.

001_small

Normalmente, se asocia el uso de pornografía a los hombres, pero lo cierto es que las mujeres también son consumidoras asiduas. En otro artículo de El Confidencial (que podéis leer aquí) se extraen interesantes conclusiones al respecto:

“Ogi Ogas (profesor de neurociencia) recoge unas cuantas estadísticas sobre el consumo de esta clase de vídeos por parte de las mujeres y, según su estimación, tan sólo una de cada cuatro lo hace. La investigación realizada por Nielsen en 2003 estableció el porcentaje de usuarias en el 27%, una cifra semejante a la presentada por Hitwise en 2007. PornHub, una de las páginas más importantes de pornografía, databa entre 25 y 35% la cantidad de sus seguidoras femeninas.
 “

“Ian Kerner, consejero sexual y colaborador de The New York Times sugiere la posibilidad de que en muchos casos, el porno sirve como una herramienta para favorecer la excitación, un prolegómeno al encuentro sexual, una forma de aprender nuevas técnicas o una manera de satisfacer la curiosidad.
 ”

“Según el autor, los hombres se lanzan a ver vídeos subidos de tono sin ninguna clase de premeditación, mientras que la sexualidad femenina impide que un simple estímulo ocasional –como ver la imagen de un hombre atractivo sin camiseta– despierte instantáneamente el deseo de relajar la tensión sexual mediante la masturbación.”

También encontramos algunas referencias sobre las que reflexionar acerca de lo que NO gusta a las mujeres a la hora de ver porno:

“Según Anna Pulley de Alternet, hay tendencias claras en el diseño de la pornografía preferida por las mujeres: nada de eyaculaciones faciales y nada de ser demasiado burdos. Prefieren películas con una buena trama (…) pues la narración se convierte en una forma de identificarse con los personajes de la ficción a la que están asistiendo.

“No hay ningún contenido que, de por sí, no excitase a las mujeres. Probó con un gran número de cosas (sexo heterosexual, sexo homosexual, hombres masturbándose, mujeres masturbándose) y las mujeres respondieron positivamente a todas ellas. Tan sólo hubo una imagen que se les resistió: la instantánea de un hombre desnudo, ante la que no mostraron ninguna reacción. Por el contrario, los hombres sólo reaccionaban si en la imagen que se les presentaba estaba presente un único estímulo: una mujer desnuda.

d7b70079c75923fa6683cbaed0c1a9ae

Así pues, teniendo en cuenta que tanto hombres como mujeres somos consumidores de porno (aunque nos excitemos de distintas maneras), nos parece interesante hablar de esas diferencias entre el mundo de la ficción erótica y el sexo en la vida real.

Existen numerosos artículos hacerca de este tema pululando por internet. Algunos de ellos, como este que comparten en la página web www.belelu.com, nos hablan en clave de humor de las 10 diferencias entre “nosotras” y una estrella del porno:

“LOS PRELIMINARES Mientras que la estrella porno no necesita lubricación y gime porque la penetren urgentemente, las mujeres normales solemos necesitar un tiempo para entrar en calor.

EL VELLO PÚBICO Para bien o para mal, Dios nos creó con casi tanto pelo como los hombres. Pero a pesar de que nos depilemos para no recibirlos con el Amazonas, muy pocas veces tendrán un potito lampiño como el de las chicas XXX.

EL TAMAÑO DEL PENE Sin duda, la cara de felicidad al descubrir que tu pareja tiene un pene grande es díficil de disimular. Pero podría poner las manos al fuego por varias que jamás le harían un show gimiendo: ¡Oh, tienes el pene más grande que he visto en mi vida!

SEXO ORAL PARA ÉL Lo más probable es que estés más preocupada de si lo estás haciendo bien, de si puedes respirar o incluso de evitar las arcadas cuando lo sientes profundo en tu garganta. La estrella porno lame exitada con su mejor lollipop.

BATIDO PROTEICO Quizás la chica XXX quiera casi que embotellar su dosis de batido proteico, pero a pocas mujeres les gusta tragar el semen y posiblemente si lo hacen es para hacer feliz a su pareja, no porque las excita.

FACIAL HECHO EN CASA Talvez a algunas les guste que los hombres acaben en todos lados, pero no creo que a muchas les agrade que terminen en sus caras como en las porno de tu novio. Aunque, pensando positivo, podría ser un muy buen facial casero. ¡Recuerda que tiene vitaminas!

SEXO ANAL A las chicas XXX parece encantarles que las penetren por cada uno de sus orificios y no hay nada de malo, pero probablemente tu primera vez – anal obviamente – sea tan dolorosa que no podrás parar de pensar en el dolor y estarás arrepentida de haber dicho que sí. ¡No olvides lubricarte! ¡Y bastante!

SEXO ORAL PARA TI Sería ideal que no tuviéramos que cuestionarnos tantas cosas, pero cuando figuras con las piernas abiertas lo más probable es que tu mente vaya desde “más a la derecha” a “¿estaré peluda?”. Mientras que la extremadamente candente estrella porno casi quiebra los vidrios con sus agudos gemidos.

EL FAMOSO ORGASMO Si es que eres de aquellas mujeres que alcanzan el orgasmo aunque sea de vez en cuando, lo más probable es que lo disfrutes al máximo y te dejes llevar por el placer. Pero por el puro hecho que siempre las chicas XXX tienen orgasmos ya es demasiado distinto a la realidad de la mayoría.

POST-SEXO La gran diferencia esta vez cae en la realidad de la estrella porno y la de las mujeres en general. Aunque estemos muertas de ganas, lo más probable es que después de haber tenido sexo, nuestra pareja  desvanezca en un profundo sueño mientras que el súper macho de la porno quiere y da más y más.

74b2dbbe0239fe429697eb69ad221ef1

Dejando a un lado lo que podrían ser tópicos más o menos evidentes, en artículos como el que os comentábamos al inicio del post, nos hablan de una manera más seria del tema y podemos extraer fragmentos muy interesantes sobre los que reflexionar:

“Las protagonistas de las películas pornográficas sólo cuentan con una característica común que las diferencia del resto de mujeres: disfrutan más de las relaciones sexuales. Esta es una de las conclusiones que pueden extraerse del mayor estudio realizado hasta la fecha con actrices porno profesionales. La investigación, publicada por un grupo de psicólogas de la Universidad de Texas en el Journal of Sex Research, fue llevada a cabo gracias a la colaboración de una clínica pionera en la prevención de ETS entre profesionales del sexo. Cerca de 200 actrices participaron en el estudio.

“La lectura del estudio aportada por el sexólogo Michael Castleman es que la mayoría de estas mujeres podrían ser hipersexuales. Una suerte de adicción al sexo que, según un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, afecta a tres de cada cien mujeres. Sin embargo, Castleman rehúye de calificar la hipersexualidad femenina como una adicción, y se limita a destacar que simplemente son personas capaces de obtener una mayor satisfacción sexual que la media. De hecho, a la hora de analizar la hipersexualidad, el primer problema con el que se encuentran los investigadores es la propia definición del término.
 
“Lo que sí han resuelto las psicólogas, y este es el segundo mito que desmonta la investigación, es que entre las actrices porno no se reportan problemas de salud mental más elevados que el resto de población. Una vez más, la única diferencia psicológica tiene que ver con el deseo sexual, lo que sí se explicita en diferentes hitos biográficos:-Su primera relación sexual se produce a los 16 años. En cambio, las participantes en el grupo de control perdieron su virginidad, de media, un año más tarde.-Tienen una media de 9,6 parejas a lo largo de su vida. En el grupo de control esta cantidad se reduce a 1,5. -Mantienen relaciones sexuales (fuera de cámara) con una media de 74,8 personas diferentes. Para el grupo de control, el número de personas diferentes con el que se han acostado es de 5,2.

Son datos muy interesantes que pueden darnos un poco de luz en un tema recurrente sobre el que siempre hay discusiones.

32d178923624d93ea52550fc9974d7e2

Es cierto que muchas veces tendemos a comparar lo que vemos en el cine con la vida real. Con el porno también sucede, y ello puede generar frustración y decepción en algunas personas. Todos tenemos ciertos estereotipos establecidos que provocan que generemos expectativas en nuestras relaciones sexuales. En la página web http://culturacolectiva.com reflexionan al respecto:

“La agencia neoyorkina Kornhaber Brown se dio a la tarea de comparar la realidad y al mito cuando se trata del sexo en pantalla.
De acuerdo a un estudio de la Universidad de Utah, a pesar de que la pornografía funciona como estímulo y entretenimiento, puede incitar a la pérdida del interés sexual en las relaciones al no cumplir con las fantasías vistas, esto sólo genera relaciones sexuales insatisfactorias entre las parejas y un distanciamiento emocional que afecta a las mismas, pues, según estudios, se ha revelado que la autoestima también puede verse afectada.

“Investigaciones del Sexual Recovery Institute de California reveló que mujeres con parejas que consumen porno se sienten más infelices que las mujeres con relaciones en las que el hombre ve este tipo de filmes poco o nada. Los resultados demostraron que mientras más pornografía se observa, la confianza de la mujer se minimiza al no poder estar a la altura de las imágenes vistas.

ce946e604c75826f670fe55068c0374a

Sin embargo, en la sección Cama Redonda de la web www.elmundo.es, Josep Tomás aporta una visión muy interesante sobre este tema en uno de sus artículos:

“¿No será que, a fuerza de forjar y normalizar ciertos comportamientos o actitudes ante el sexo, el porno ha conseguido penetrar (con perdón) en el inconsciente colectivo sexual?

Y comparte de algunas de las principales diferencias entre el mundo del porno y el mundo real extraídas de una página web muy interesante llamada ‘Make love not porn’ a través cuya autora Cindy Gallop, intenta desmitificar ciertas conductas sexuales extraídas de la industria del porno:

– En el porno, la simple inserción de uno o varios dedos en la vagina comporta un humedecimiento y un orgasmo prácticamente instantáneo en la mujer. En el mundo real, ciertas acciones precipitadas pueden cortar el rollo a más de una, provocando dolor e incomodidad.
– En el porno es habitual usar la saliva a quintales durante el sexo oral. En el mundo real, a muchos hombres tal derroche de saliva les puede resultar repugnante.
– En el mundo del porno a las mujeres les encanta que les cojan la cabeza durante la felación y experimentar problemas respiratorios debido a las acometidas salvajes del fulano al que están satisfaciendo. En la realidad habrá quién disfrute con esa práctica, pero no es muy popular, sobre todo según el lado que te toque.

Os dejamos un video de una charla que Cindy hizo para Ted. Está en inglés, aún no la hemos encontrado con subtítulos, pero prometemos actualizarlo en cuanto lo consigamos 🙂

Una vez dicho todo esto, habrimos el debate 🙂 ¿Vosotras consumís porno? ¿Qué es lo que más os gusta? ¿Y lo que menos? ¡Estamos deseando saber vuestras experiencias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s