Sobre orgasmos fingidos

tumblr_n93qfxELna1sjz0vlo1_500

Cuando Bill Masters y Virginia Johnson empezaron a estudiar la sexualidad humana en profundidad, uno de los temas en los que se centraron fue el motivo por el que las mujeres fingían sus orgasmos. En la serie, vemos como, cuando Bill le hace esta pregunta a Virginia, ella responde “¿Para que el acto sexual se acabe antes?” sin dudar demasiado. Como el de estos dos precursores en el estudio de la sexualidad, son muchos los estudios que se han realizado para aportar luz a esta cuestión.

Los porcentajes sobre el número de mujeres (y hombres) que fingen orgasmos oscilan según los distintos países en los que se realicen los estudios (según The Faking Orgasm Scale for Women: Psychometric Properties un 68% de las mujeres y un 30% de los hombres lo hacen) y también los motivos por los que lo hacen. Ezequiel López, psicólogo y sexólogo clínico, afirma que

La mayoría de mujeres se sienten frustradas cuando no pueden tener un orgasmo, pero lo simulan para que el hombre no se sienta mal, no las moleste, no las presione o no les haga preguntas incómodas.

En la revisa Jot Down podéis leer un extenso e interesantísimo artículo sobre este tema (http://www.jotdown.es/2013/07/cuando-harry-se-dio-cuenta-de-que-sally-fingia-y-otros-orgasmos/) , con distintas referencias cinematográficas (más allá de la famosísima escena de “Cuando Harry encontró a Sally”) y donde podemos encontrar interesantes apuntes como las reflexiones del doctor Morgentaler (podéis leer sobre él y su trabajo aquí):

Por una parte, podría tratarse de mujeres que quieren hacer creer al hombre que están sexualmente satisfechas, para obtener a cambio un equilibro y una estabilidad en la pareja. Por otra parte, el hombre podría fingir el orgasmo, igual que la mujer, por no ofender el ego del otro. Ellas no quieren herir y ellos, que son socialmente considerados máquinas sexuales que no tienen problemas para llegar al clímax, ofenderían profundamente a la mujer: si es tan fácil que el hombre llegue al orgasmo, ¿por qué yo no lo consigo? En definitiva, se trata de un complejo de inferioridad, pero no propio, sino el complejo que le atribuimos al otro: lo hacemos por nuestras parejas para que no se frustren sexualmente.

Dicho todo esto, os invitamos a leer el artículo y luego nos dejéis vuestras impresiones en los comentarios. ¿Habéis fingido un orgasmo alguna vez? ¿Por qué lo hicisteis? ¿Cómo os sentís al respecto?

Anuncios

2 Respuestas a “Sobre orgasmos fingidos

  1. Marta Albert (Facebook)
    No voy a cuestionar si se finge o no, y la razón por la que se hace. Lo que resulta chocante es que la pareja sexual no se dé cuenta del engaño y se quede pensando “Buah, soy la puta máquina”. En el caso de un hombre hay eyaculación, a menos que sea retroeyaculador (ya sea por ser experto en el llamado sexo tántrico” o porque tenga problemas de próstata), así que es más difícil fingir y que el paripé resulte creíble.
    Y en nuestro caso, sí o sí, el sabor y el olor del flujo vaginal se hace más intenso, por no hablar de las contracciones rítmicas e involuntarias de los músculos vaginales.
    O sea, que no es el mayor problema el hecho de fingir; el problema está en la persona que no se da cuenta y da por hecho que su pareja disfruta.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¿Que opináis sobre fingir el orgasmo? ¿Es a veces una vía de escape, o puede convertirse en contraproducente ante nuestro propio placer?
    ¿Y porque los hombres no se dan cuenta? ¿Realmente no lo perciben o no les importa?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s